Chewy Lemon Sugar Cookies (Galletas blanditas de Azúcar y Limón): Y la historia del asalto a mi Blog.


H

abría perdido la cuenta de las semanas que llevo sin publicar, si no fuera porque el calendario que acompaña la cabecera de cada entrada me recuerda cuál fue el día de mi último post: 17 de Marzo, exactamente 1 mes... ¡y qué mes!

Es posible que much@s no os hayáis enterado del ¿pequeño? enorme altercado que ha sufrido mi querido D'Larpeir@s el mes pasado. Lo hice público en Google+ unos días después de que sucediese, cuando logré digerir el tremendo desaguisado que se me había echado encima. Y es que una noche cualquiera -como cada día- cerré mi conexión y apagué mi ordenador antes de acostarme, dejándolo todo en orden y al día siguiente, me encontré con que aquí el caos campaba a sus anchas. Me faltaban la mayor parte de las fotografías, había posts en los que quedaba alguna, en otros, ni siquiera una triste foto. Faltaban también entradas, las cuales no han podido ser recuperadas, y que muy a mi pesar, todavía figuran en el widget de Linkwithin y lo que es peor, aparecen en los resultados de los buscadores, aún habiéndole solicitado a Google que eliminase sus url.

Gadgets eliminados, fuentes cambiadas de color y de tamaño, enlaces perdidos y un largo etcétera de despropósitos que no voy a enumerar, entre otras cosas, porque no tiene sentido.
Lo peor de todo: Tener que eliminar la visibilidad del Blog (aunque me dieron ganas de cerrarlo y hacer borrón y cuenta nueva) puesto que no estaba en condiciones de mostrarlo públicamente pero al mismo tiempo, necesitaba tenerlo abierto para poder trabajar en él y empezar a darle forma de nuevo, de principio a fin.

Por todo esto, me ví obligada a cerrarlo a la vista del público, de todo el público, y hago hincapié en esto porque estoy segura de que tod@s aquell@s que quiseron acceder a él durante esas semanas y se encontraron con un anuncio como el que sigue a continuación, debieron de pensar: ¿Por qué diantres necesito una invitación para acceder al Blog si hasta ese momento, nunca ha sido necesario? ¿Me pasa esto sólo a mi o hay otros lectores que tampoco pueden acceder a él?




Repito y espero no hacerme pesada, que para mi es importante haceros saber a tod@s l@s que me leéis, que nunca se me ha pasado por la cabeza filtrar al público que me sigue, este blog nació con visibilidad para todos los públicos y así seguirá mientras logre perdurar en al Blogosfera. Soy consciente, y las analíticas lo confirman, de que he perdido mucho tráfico, muchas visitas, como consecuencia del malestar provocado por ese anuncio, pero no disponía de más opciones y fue una decisión inevitable para mí. Ésa ha sido, quizás, la consecuencia más frustrante del saqueo de mi Blog.

Lo que siguió, fueron semanas de mucho, muchísimo trabajo para lograr devolver a D'Larpeir@s su fondo y su forma. He horneado cositas a lo largo de este tiempo, pero como podréis suponer, no disponía de tiempo para redactarlas y editarlas, y al mismo tiempo, tampoco contaba con el Blog en buenas condiciones para servirme como medio de difusión.

No puedo explicaros el porqué de este saqueo en el Blog, lo único que puedo sugeriros, si me aceptáis el consejo, es que blindéis con seguridad vuestros blogs. Solemos pensar que, a pesar de que estas cosas pasan, seguro que no nos van a pasar a nosotr@s... pero las estadísticas también fallan a veces y el resultado puede ser que un día nos encontremos con nuestra bitácora patas arriba, sin respuestas que nos ayuden a entender ese desaguisado y esa intrusión en nuestra intimidad.

Desde aquí, y antes de centrarme en la receta de hoy, quiero dar las gracias a las personas que se interesaron por este percance y me dejaron pequeños mensajes de ánimo, que siempre ayudan a recomponerse mejor. Gracias a Natalia del Blog +Con Harina en Mis Zapatos, a +Emilia Santiago Blanco del Blog Cousas de Milia+Silvia de Silmariñecas autora del Blog Silmariñecas y por último y no menos importante, a Lara del Blog Otro Día Perfecto.



Y ahora sí... ¡Vamos a por la receta!

Receta de las Chewy Lemon Sugar Cookies, adaptada del Blog Glorious Treats.


Ingredientes:


  1. 350-360 gr. de Harina para todo uso (¡OJO! En la receta original, se especificaban sólo 210 gr., a mi me resultó imposible homogeneizar la masa, que era bastante líquida, con tan poca harina, así que fuí añadiendo más, cucharada a cucharada, hasta que empezó a ligarse y desprenderse de los laterales del bol. Tened este dato en cuenta para ir añadiendo la harina necesaria en cada caso a partir de los 210 gr. iniciales).
  2. 1 Cdta. de Bicarbonato de Sodio.
  3. 1/2 Cdta. de polvo de hornear.
  4. 1/2 Cdta. de sal.
  5. 1 Taza de mantequilla sin sal en punto pomada (225 gr.).
  6. 1 1/2 Tazas de azúcar (330 gr.)
  7. Ralladura de 2 Limones (2-3 cdtas. de ralladura).
  8. 1 Huevo.
  9. 1/2 Cdta. de Extracto de Vainilla.
  10. 2 Cdas. de zumo de Limón fresco (Recién exprimido).
  11. 1/2 Taza de azúcar granulado, para rebozar las galletas (115 gr.).

Preparación:
  • Precalentar el horno a 350ºF-175ºC y preparar 2 bandejas con papel para hornear.
  • En un tazón mediano, mezclar la harina, el bicarbonato, el polvo de hornear y la sal, previamente tamizados. Reservar.
  • Batir la mantequilla hasta que esté suave. Añadir el azúcar y mezclar hasta que se incorpore totalmente.
  • Añadir la ralladura de limón, el huevo, el zumo y la vainilla y mezclar hasta que se homogeneice la masa.
  • A velocidad baja, añadir lentamente los ingredientes secos que teníamos reservados. Mezclar SÓLO hasta que estén integrados.
  • Hacer bolas con la masa y rebozarlas dentro del bol con el azúcar que teníamos reservado para tal efecto.
  • Aplastar ligeramente su superficie.
  • Colocarlas sobre las bandejas separadas unos 5 cm. entre sí.
  • Si vuestras bolas de masa son pequeñitas, hornearlas 8-9 min. o hasta que las galletas, en su conjunto, tengan los bordes hinchados, si os salen más grandes (como las mías, en las fotos), hornear entre 15-17 min.
  • Dejar que las galletas enfríen unos 3-4 min. sobre las bandejas antes de traspasarlas a una rejilla para que se enfríen totalmente.

Tips:
  • Recordad ir añadiendo la harina en función de lo que necesite vuestra masa (Primer punto de la preparación de la receta).
  • La textura de la masa ha de ser un poco pringosa, pero no pegajosa, esto significa que, cuando comencéis a hacer las bolas, una vez la masa esté en la mano, será manejable y fácilmente maleable, a pesar de que en el bol la impresión sea otra.
  • El tamaño de las bolas de masa influirá en la textura final de las galletas. Si las aplastáis poquito, saldrán un poco abombadas y más blanditas. Si las horneáis planitas, su textura será más crujiente.
  • ¡CUIDADO con el tiempo de horneado! No deben dorarse, así que si veis que sus bordes empiezan a coger color, retiradlas porque ya estarán listas aunque no cumplan el tiempo total de horneado que teníais estipulado.













Estas deliciosas Galletas de Azúcar y Limón son un estupendo bocado para cualquier momento del día, pero especialmente para el desayuno (mi polluelo se las está zampando a base de bien antes de ir a clase) y la merienda y acompañadas de un buen Té de Limón son exquisitas. Tienen una textura muy agradable y un extraordinario sabor a cítrico, dulces pero nada empalagosas, ¡nos han encantado!

Espero y deseo que, poco a poco, mi pequeño Blog vaya recuperando su actividad de siempre. Gracias a tod@s por ayudarnos a que sea así y mi bienvenida a +Elena Vaquerizo del Blog Una huella en la cocina.

¡Un besito y feliz finde!









          
        




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...